Proteja la Seguridad Económica de su Pareja, Aunque No Estén Casados

Publicada el 30/01/2013 por | AARP Blog Author Comments

Conozca herramientas legales para establecer garantías y proteger los derechos de ambos.

No importa el tipo de relación de pareja, la seguridad económica es siempre un aspecto determinante para el bienestar presente y futuro de ambos. No obstante, las leyes de Puerto Rico no reconocen las relaciones consensuales, sean estas heterosexuales u homosexuales, por lo que éstas están privadas de las protecciones legales que disfrutan los matrimonios como pareja.

 

Esta realidad provoca historias inhumanas y difíciles, en relación a aspectos tan importantes como los bienes gananciales, herencias, toma de decisiones en caso de enfermedad e incluso durante la muerte. Para personas que han construido una vida juntas, es penoso que se vean privadas de visitar a su pareja y atenderle en casos de hospitalizaciones o muerte, por decisión de la familia de la pareja sentimental. De igual forma, les ocurre a personas que enviudan y se quedan sin derecho a los bienes acumulados con su pareja porque la ley no lo establece por escrito.

Esta es la realidad legal dura de innumerables parejas en Puerto Rico, que pueden ver tronchado su futuro económico por no ser conscientes en velar por los intereses en común con su pareja. Sin embargo, existen herramientas legales que establecen garantías para que las parejas que convivan se puedan proteger, sean homosexuales o heterosexuales. Hay seis documentos que toda pareja consensual debe tramitar con su abogado y, después después de firmarlos, estarán prácticamente casados.

Estos son:

•    Testamento: permite decidir cómo disponer de sus bienes en caso de muerte y evitará que su pareja quede desamparada.

•    Declaración previa de voluntad sobre tratamiento médico en caso de salud terminal o estado vegetativo permanente, conforme a la Ley 160: expresa los tratamientos médicos que aceptará en caso de quedar imposibilitado de expresarlo y designa un encargado para tomar decisiones.

•    Poder legal permanente para el cuidado de la salud: usted lo otorga para delegar en una persona la toma de decisiones sobre aspectos de salud básicos.

•    Declaración de derecho prioritario para visitar a la pareja en el hospital: brinda el rango de “familiar” a su pareja para efectos de las políticas de visitas de los hospitales, de manera que tenga la misma prioridad que un familiar regular.

•    Poder legal permanente para el manejo de las finanzas personales: documento que designa a la persona encargada de administrar sus finanzas, activos y negocios en su ausencia.

•    Prearreglos funerales: usted contrata la funeraria para dejar establecido cómo quiere que se manejen los actos fúnebres en caso de muerte.