Toma control de tus deudas

Posted on 08/5/2014 by | AARP National | Comments

Piggy Bankpor Jean C. Setzfand

Sea la hipoteca, las tarjetas de crédito o los préstamos para estudiantes de los chicos, la deuda de consumo representa, para millones de personas, una carga muy pesada. Cuando tienes mucha deuda, se te dificulta mucho más ahorrar para la jubilación. En la actualidad, más estadounidenses que nunca acumulan deudas que deben seguir pagando durante la jubilación.

Aunque puede consolarte saber que no eres el único con deudas, también puedes hacer algo para enfrentarte al problema. Visita www.aarp.org/readyforretirement, donde brindamos recursos e información sobre cómo diseñar un presupuesto, recortar gastos y usar tus ahorros para cancelar tus deudas. Mientras tanto, a continuación brindamos algunas maneras de comenzar.

Haz la cuenta

El primer paso es hacer una lista de las deudas que tienes y cuánto pagas cada mes. Comienza con una hoja de papel en blanco. Revisa cada estado de cuenta y anota el pago mensual y la tasa de interés (algunas veces denominado el interés crediticio) de cada deuda.

Tus deudas podrían incluir:

  • Hipotecas. Podrías tener una tasa de interés fija, o tener una hipoteca de tasa variable (ARM).
  • Préstamos de automóvil. El interés crediticio normalmente tiene una tasa de interés fija.
  • Préstamos o líneas de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda. Los préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda tienen una tasa de interés fija, pero si tienes una línea de crédito, podría tener una tasa variable.
  • Préstamos para estudiantes. Si eres el titular del préstamo, anota los pagos y la tasa de interés. Si firmastes conjuntamente con un hijo o nieto, cerciórate de que él o ella esté al día con los pagos, para que tu calificación crediticia no se afecte negativamente.
  • Tarjetas de crédito. Las tasas de interés de las tarjetas de crédito pueden variar muchísimo. Pueden abarcar desde un 0%, la oferta especial que recibiste cuando solicitaste una tarjeta nueva, hasta el 20% o más.

Ahora que tienes una buena idea de la magnitud del problema, puedes tomar medidas para comenzar a reducir tus deudas.

Busca la ayuda adecuada

Si sientes que estás en una situación más complicada de lo que te imaginabas, es posible encontrar ayuda, pero ten cuidado con las estafas. Miles de estafadores se ganan la vida con las estafas de reducción de deudas, así que procede con prudencia. Puedes comenzar a solicitar ayuda con confianza de la National Foundation for Credit Counseling (NFCC, Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio), en www.nfcc.org. A través de la NFCC, puedes conectarte con un asesor que te ayude con las deudas de las tarjetas de crédito y demás, además de ayudarte con el presupuesto.

Si tienes dificultades para pagar la hipoteca, podrías reunir los requisitos para recibir asistencia especial del programa Making Home Affordable. Visita www.makinghomeaffordable.gov para obtener información sobre el refinanciamiento y otros tipos de ayuda.

La Consumer Financial Protection Bureau (Oficina para la Protección Financiera del Consumidor, www.cfpb.gov) está encargada de perseguir a los que se dedican a las prácticas abusivas en préstamos. Una nueva regla de la agencia te permite recibir tu puntuación crediticia gratuitamente si debido a ella has experimentado algún problema, como por ejemplo no haber sido aprobado para un préstamo.

Reduce la deuda de las tarjetas de crédito

Estas son algunas maneras de controlar la deuda de las tarjetas de crédito:

  • Llama a las compañías de las tarjetas de crédito y solicita una tasa de interés más baja. Podrían estar dispuestas a hacerlo, especialmente si esto significa que con el tiempo cancelarás la deuda por completo.
  • Paga más que el mínimo exigido cada mes. Utiliza la calculadora de AARP para cancelar la deuda de las tarjetas de crédito, en www.aarp.org/money, para ver el impacto que tiene pagar más que el mínimo. Busca la calculadora para cancelar la deuda de las tarjetas de crédito en el lado izquierdo de la página.
  • Paga tus cuentas a tiempo para evitar pagar recargos por mora y tasas de interés más altas.
  • Considera consolidar toda tu deuda de tarjetas de crédito en una sola tarjeta, la que tenga la tasa de interés más baja. Sin embargo, ten presente estas advertencias:
      • Las compañías de tarjetas de crédito normalmente cobran por este servicio. Cerciórate de entender los cargos.
      • Aclara la tasa de interés que te cobrarán sobre los saldos que transfieras a la tarjeta, y por cuánto tiempo permanecerá en efecto.
      • Averigua la tasa que te cobrarán por compras nuevas.
      • Si tienes varias tarjetas, considera cancelar primero la deuda de la que tenga el saldo más bajo. La satisfacción de cancelar la deuda de una tarjeta puede ser muy motivadora.
      • Al anular una tarjeta, hazlo por escrito y mantén un registro de la anulación.

 

Evita acumular más deuda

Puedes hacer varias cosas para evitar aumentar tu deuda, entre ellas salir a comer menos, apagar las luces, bajar la calefacción cuando no estás en casa y resistirte a comprar artículos que “deseas” pero realmente no “necesitas”.

Si dependes mucho del plástico para pagar los gastos cotidianos, la mejor manera de gastar menos es pagar en efectivo. Si no tienes suficiente dinero en efectivo para pagar una compra, no la hagas. Para más ideas acerca de cómo recortar gastos, échale un vistazo a www.aarp.org/money/budgeting-saving.

Si no logras tomar control de tus deudas, considera conseguir un segundo empleo a tiempo parcial y usar ese sueldo para pagar las deudas. Una vez que estés libre de deudas, comienza a ahorrar el dinero que has estado usando para cancelar las deudas.

Para más consejos sobre cómo ahorrar, recortar gastos, controlar tus deudas y otros temas de seguridad económica, visita www.aarp.org/orderfinancialpubs.

 # # #

 

Jean C. Setzfand es vicepresidenta del equipo de Asuntos de Seguridad Financiera en el grupo de Educación y Difusión de AARP.  Dirige los esfuerzos educativos y de difusión de AARP con el propósito de ayudar a las personas a alcanzar la estabilidad económica tras jubilarse.  Puedes contactarla por correo electrónico, en jsetzfand@aarp.org.

0 comments