Por Tom Scherberger

Sharona Young, una suboficial de la Armada retirada por cuestiones médicas, es una multimedallista en dos National Veterans Wheelchair Games (Juegos nacionales de los veteranos en sillas de ruedas). Pero la posibilidad de ganar más medallas no es el principal atractivo del evento de este verano en Orlando.

“Lo pasamos bien. Hay veteranos de todo el país que se reúnen en una competencia amistosa”, explicó Young, de 36 años, de Orlando, que se jubiló por una discapacidad militar completa después de desarrollar esclerosis múltiple durante su servicio.

“Algunas personas se sienten intimidadas cuando escuchan que es una competencia, pero la principal persona contra quien compites eres tú misma”, agregó.

Steven Kirk, de 69 años, de Deltona, también ve que el impacto de los Juegos es simple pero muy poderoso.

Es tetrapléjico de una lesión que sufrió después de servir en el Cuerpo de Señales del Ejército en la década del sesenta. Los Juegos son una extensión de su trabajo con veteranos paralizados, ya que los alientan a mantenerse activos a través del deporte.

“Hacen que salgan de la casa. A algunos de los muchachos les da una nueva vida”, expresa Kirk, presidente del capítulo de la Florida central de PVA (página web en inglés  para Veteranos Paralizados), quien participará en sus terceros “Wheelchair Games”.

Los 38.º Juegos anuales, presentados por el Departamento de Asuntos de Veteranos y Veteranos Paralizados, se llevarán a cabo del 30 de julio al 4 de agosto en varios lugares de Orlando. AARP es una patrocinadora, como parte de su compromiso con los veteranos y sus familias.

“Esta es una continuación de aquello, para hacer correr la voz sobre cómo podemos ayudar a los veteranos”, manifestó Colleen Krepstekies, subdirectora estatal de Comunicaciones de AARP Florida. “También queremos encontrar oportunidades para honrarlos. Los Juegos son una linda manera de interactuar con esa comunidad”.

Una extensión de la rehabilitación

El evento de seis días destaca 19 deportes, que incluyen baloncesto, softball, bolos y tiro al plato. Se esperan unos 600 participantes, anticipó Mike Strickler, un portavoz del VA (Asuntos de Veteranos).

De alguna manera, los Juegos son parte de los programas de rehabilitación física en los centros del VA o en los capítulos de Veteranos Paralizados, donde se introduce a los veteranos a los deportes en silla de ruedas para mejorar su condición física y su independencia.

“La recuperación y la rehabilitación son una parte esencial de la competencia del VA”, agregó Strickler. Los Juegos buscan alentar a los veteranos “a estar saludables, mantenerse activos y usar sus valores militares para competir y ser los mejores. Buscamos darles a los veteranos la oportunidad y el aliento para continuar viviendo una vida tan plena como puedan”.

La participación está abierta a los veteranos que reciben atención médica de la oficina de Veteran´s Affairs (ver página de Asuntos de Veteranos, en inglés) y que tienen lesiones de la médula espinal, amputaciones, esclerosis múltiple u otras enfermedades que requieren una silla de ruedas para competir. La mayoría sirvió en Irak o Afganistán, contó Strickler. Algunos, como Kirk, son veteranos de la época de Vietnam.

Young, quien sirvió en la Marina de 1999 al 2014, planea competir en bolos, tenis de mesa, billar de nueve bolas y lanzamiento de bala. “Intento mantenerme activa. Realmente me ayuda mantenerme activa y en movimiento”, dijo. “Me ayuda con mi salud en general”.

Para los atletas y sus familias, la camaradería es tan importante como la competencia. “Las personas que conoces son maravillosas”, dijo Young. “Vienes a los ‘Wheelchair Games’ y te enamoras de ellos”.

Los Juegos son gratuitos, y se anima a los espectadores a asistir. Para obtener más información, visita wheelchairgames.org, (en inglés).

¿Cuidas de alguien?  Aprovecha el contenido, recursos y tips prácticos de nuestro Centro de Recursos para el Cuidado.