AARP AARP States Puerto Rico

La profecía que se autocumple

Hero Image Transforma E Blast.png

Por José R. Acarón, director estatal de AARP PR


“Viejo, anciano, tercera edad o edad avanzada” son términos que, aunque algunos digan que están correctos, mantienen una carga emocional que impacta cómo piensas y te visualizas al llegar a la adultez mayor. Hay expresiones comunes que crean una valoración negativa de las capacidades físicas y mentales de las personas mayores, como cuando se dice: “estás over the hill”, “tuviste un senior moment”, “viejo verde”, “abuelito”, o se habla en términos de “chiquiteo” (elder talk en inglés). Este lenguaje puede aportar a una pérdida prematura de independencia, mayor discapacidad, mayores índices de depresión y propender a una mortalidad anticipada. Estudios recientes demuestran que una persona con una percepción positiva en esta etapa de su continuo de vida puede vivir hasta 7 años más.

Igualmente, todas estas manifestaciones de edadismo quedan grabadas a través de la vida y dictaminan cómo debe ser la gente mayor. También encontramos discriminación por edad en el ambiente laboral y en la salud cuando se infantiliza al adulto y no se le atiende igual, y en las comunicaciones cuando se crean caricaturas o se habla de abuelitos.

Lamentablemente, el edadismo es como la “la profecía que se autocumple” cuando las personas mayores adoptan la imagen limitante que predomina y se comportan de acuerdo a esta. Algunos ejemplos son cuando escuchamos: “estoy viejo para hacer esto o vestirme de tal manera”, “a esta edad no me puedo enamorar, no puedo salir a ciertos sitios o no debo viajar solo”.

De otra parte, en ocasiones el edadismo es la raíz del maltrato institucional de las personas mayores, pues al minimizar las capacidades al igual se pretenden controlar sus decisiones. Estas actitudes inadvertidas pueden provocar marginación social y afectan el bienestar, por lo que muchas personas mayores se sienten minimizadas.

La dignidad ante todo debe ser defendida con uñas y dientes a cualquier edad, no importa nuestros cambios fisiológicos. Tenemos que preservar nuestro derecho a ser tratados iguales, a elegir cómo queremos vivir, a tener control de las decisiones y mantener la independencia.

Somos personas mayores con orgullo y dignidad con experiencia de vida, que nos da la libertad de hacer lo que queramos hacer. El romper con el edadismo propio y cultural es responsabilidad de todos.

About AARP Puerto Rico
Contact information and more from your state office. Learn what we are doing to champion social change and help you live your best life.