Cuidar a otra persona puede ser una de las labores más importantes que te toque desempeñar en tu vida. Puede que tengas un familiar muy cercano, ya sea uno de tus padres, un tío, un hijo o sobrino adulto con algún impedimento, que ha requerido o está requiriendo cuidado o apoyo bajo el mismo techo, esporádicamente o hasta a larga distancia. No importa quién sea o cómo hayas tomado este rol, la serie de labores que componen la prestación de cuido será más fácil si tienes los recursos disponibles a tu alcance, porque empiezas a planificar, ayudas a coordinar o estás físicamente a cargo de tu ser querido.

A continuación algunos recursos que puedes imprimir:

Guía para Cuidadores Familiares de Puerto Rico

Cuidando a los Nuestros – Guía de Planificación Familiar

Guía para Seleccionar un Hogar de Cuido para Adultos Mayores

Guía HomeFit para evaluar tu Hogar, de manera que sea seguro y apto para envejecer con independencia.