Por Tere Montes, especialista y asesora en redes sociales de AARP PR

Ante la realidad económica, cada vez más personas de 50 años o más deciden reinventar su realidad echando hacia delante su propio negocio. Algunas veces esto ocurre por necesidad ante la pérdida de un trabajo, pero con frecuencia un talento se puede convertir en un negocio luego de la jubilación. No importa cuál sea tu caso, tienes que aprender a utilizar las redes sociales como herramienta para desarrollar y mantener tu negocio de manera competitiva en el mundo de hoy.    Si eres dueño de un pequeño negocio y necesitas aumentar tus ventas, las redes sociales pueden ser excelentes aliadas. Usándolas de forma estratégica y constante, puedes dar a conocer tu producto a más personas o lograr que tu empresa aparezca en los primeros lugares de los sitios de búsqueda, como Bing, Google y otros.

Por eso es importante planificar, conocer nuestro público objetivo e invertir tiempo y dinero en la promoción a través de las redes. Pare tener éxito, recuerda que lo esencial es que es importante conocer las 3C: ser consecuente, creativo y congruente. Anímate y aprende a maximizar tus esfuerzos a través de las redes sociales, que cada día nos ayudan más a mercadear servicios y productos con poca inversión y fácil medición. A continuación, tienes en tus manos las redes más comunes e importantes que te pueden ayudar.

Facebook
Es la red social más grande en el mundo, y por lo tanto un buen sitio para dar a conocer tu negocio a clientes potenciales. Para tener una presencia en Facebook, debes crear una “página” para tu negocio (no es la misma que “perfil” personal) y luego actualizarla con frecuencia publicando fotos, vídeos o mensajes sobre tu producto. Si tienes algo de presupuesto para mercadeo, en Facebook también podrás publicar anuncios publicitarios dirigidos a perfiles específicos. Por ejemplo, tu aviso podría verlo un grupo de mujeres mayores de 50 años que vivan en una ciudad específica. Así no pierdes dinero invirtiendo en segmentos de la población que no son parte del objetivo de tu negocio.

Google
Google es uno de los primeros sitios en internet donde va la mayoría de la gente a buscar información sobre productos y servicios. Por eso es importante que tu negocio tenga una buena página web que resuma y ofrezca tus servicios. Además, puedes usar el servicio gratuito “Google Mi Negocio”. Necesitarás tener una cuenta de Gmail y llenar cierta información básica de tu negocio, como nombre, dirección, teléfono y horario de servicio. Todo aparecerá junto a un mapa de Google en la parte superior derecha de la página de resultados de búsqueda. Este servicio es gratuito, fácil de usar y puede ayudar a hacer crecer tu negocio.

Esta empresa también ofrece “Google AdWords”, el servicio para difundir anuncios publicitarios. De esta manera, cuando los usuarios busquen usando palabras clave como, por ejemplo, “restaurante peruano” o “agencia de viajes”, tu anuncio podrá salir entre los primeros resultados de la búsqueda.

Pinterest e Instagram Las imágenes pueden ser mucho más atractivas que las palabras. Eso explica el éxito reciente de las redes sociales dedicadas a las fotos, como Instagram o Pinterest. Si tu producto lo permite, puedes publicar buenas imágenes en estas redes que te sirvan para aumentar las ventas. Si creas perfiles en Pinterest e Instagram (es gratis), podrás ponerlas a circular entre muchas más personas y atraer así a más consumidores. Pinterest funciona bien para vendedores, manufactureros y sitios de viajes que se prestan para ser mercadeados a través de imágenes. Instagram, por su lado, es bueno para restaurantes, productos de consumo y hoteles. YouTube Otra manera de sobresalir en los motores de búsqueda en internet es mediante vídeos en YouTube. Los vídeos pueden capturar más la atención de los usuarios que el texto o las fotos y los retiene por más tiempo. Los vídeos deben ser cortos (menos de 90 segundos) para mantener enganchados a los usuarios. Si tu negocio lo permite, puedes crear vídeos en los que muestres tus productos.

Twitter          
Otra red que puede llegar a ser útil es Twitter. Funciona bien para publicar noticias o anunciar eventos o especiales, pero también es importante mantenerte activo como participante en conversaciones con otros miembros de Twitter. Si vas a crear una cuenta de Twitter para tu negocio, es importante que establezcas una meta del número de seguidores al que quieres llegar y un plan de trabajo para mantener tu cuenta actualizada. Una buena estrategia en Twitter es convertir a tu negocio en una voz autorizada en los temas que te interesan, lo que ayudará a tu marca y, a la larga, atraerá más clientes. Cuando publiques los “tuits” (mensajes de hasta 140 caracteres), verifica siempre la ortografía y la redacción de tus textos, utiliza lenguaje positivo, participa en las conversaciones y responde a las dudas de los usuarios.

LinkedIn
Esta red social es la mejor opción si lo que necesitas es contratar buenos profesionales, debatir temas afines a tu empresa o entrar en contacto con otras empresas para que contraten tus servicios. Lo ideal es crear una página para tu empresa, para lo cual primero tienes que crear un perfil individual. Ambos tipos de cuenta son gratuitos. Para hacer efectiva tu apuesta a LinkedIn, te sugiero unirte a algunos grupos de conversación —que por lo general giran en torno a un solo tema— y hacer comentarios.

Blogs
Si te apasiona lo que haces y sientes que puedes contar historias sobre el producto o servicio que ofreces, eres un buen candidato a ser bloguero. Puedes usar las plataformas gratuitas como WordPress o Tumblr, y crear un blog que te ayude a hacerle mercadeo a tu negocio. La clave es encontrar el equilibrio entre la información sobre tus productos y el contenido (texto, vídeo, gráficos) que presentes en el blog, que tiene que enganchar a los lectores. Además, tendrías que publicar con frecuencia, al menos una vez cada 15 días. No todos tus visitantes se van a convertir en clientes, pero es más probable que los lectores frecuentes se vuelvan compradores. En tus manos está contar historias interesantes, plantear ideas y publicar vídeos e imágenes. Asegúrate de que la información de contacto y de tus productos esté siempre muy visible. Además de las redes, cabe destacar herramientas como Waveapps, que es un programa para hacer cotizaciones, propuestas y estimados de forma gratuita. Una aplicación que también es excelente es Evernote.com, que ayuda a tenerlo todo organizado y permite acceder tus documentos privados desde tu hogar o cualquier lugar remoto. Recuerda que todas estas herramientas son como piezas de un rompecabezas: en un blog puedes poner tus contenidos de vídeo o tus fotos; en tus redes sociales puedes compartir las entradas del blog que publiques y, todo esto te puede impulsar fuertemente en los motores de búsqueda como Google, Bing y otros. ¡Manos a la obra!

Para más información: 787-220-1462 o tere@tuasistenteonline.com