Nancy Kampschoror. Photo by Jared Soares

Por Sue Lindsey

Después de que su esposo falleció, Nancy Kampschror, de 89 años, de Falls Church, tuvo dos malas experiencias con contadores antes de probar el programa de preparación gratuita de declaraciones de impuestos de AARP Foundation Tax Aide.

Desde entonces, ha regresado durante los últimos 12 años, cargando latas grandes de galletas y caramelos para agradecer a los voluntarios.

“No te imaginas lo detenidamente que preparan estas declaraciones de impuestos”, dijo Kampschror. Los preparadores de declaraciones de impuestos de Tax-Aide encontraron deducciones que los contadores pagos pasaron por alto.

Financiado por AARP Foundation y el Servicio de Impuestos Internos (IRS), Tax-Aide se fundó hace 50 años.
Dirigido a contribuyentes de ingresos bajos y moderados, especialmente aquellos de 50 años o más, Tax-Aide servirá a casi cualquier persona.

“No tenemos límites de edad o ingresos específicos”, señaló el coordinador de Virginia Gail Dunn, de 62 años, de Swoope, en Shenandoah Valley. Sin embargo, puede que haya limitaciones en el caso de asuntos impositivos complicados y la cantidad de voluntarios en el sitio.

Los preparadores de declaraciones de impuestos, llamados asesores, reciben una certificación del IRS, pero no están capacitados para manejar todos los problemas impositivos, afirmó Dunn.

Más de 1,200 voluntarios de Tax-Aide en 77 sitios presentaron 48,600 declaraciones federales en Virginia el año pasado. Sin embargo, no se dan abasto en las zonas rurales.

“Nunca tenemos suficientes asesores”, dijo Don D’Antuono, de 75 años, coordinador de capacitación de Charlottesville. “Pero nunca rechazamos a nadie”.

Los voluntarios en su distrito presentaron 2,400 declaraciones de impuestos federales el año pasado y están listos para el inicio del programa el 1 de febrero. La mayoría de los centros de Tax-Aide en el estado abrirán hasta el 15 de abril.

En cada centro, un asesor prepara la declaración de impuestos de un cliente y otro la revisa.

También se necesitan voluntarios para ayudar a los clientes a organizar sus documentos. Otros ayudan a mantener las computadoras en buen funcionamiento, ya que la mayoría de las declaraciones de impuestos se presentan electrónicamente.

Cada temporada, Tax-Aide recluta con facilidad los 300 voluntarios que necesita en la ciudad de Alexandria y en los condados de Arlington, Fairfax, Prince William y la parte sur de Fauquier, afirmó el coordinador del distrito Gary Groves, de 65 años, de Annandale.

Por lo general, el distrito necesita entre 50 y 60 voluntarios nuevos al año, señaló, pero recibe más del doble de solicitudes. Muchos son empleados federales jubilados.

“No muchas personas disfrutan la preparación de declaraciones de impuestos, pero nuestros asesores sí lo hacen”, apuntó Groves.

Phyliss Carpenter, de 57 años, sargento mayor jubilada de la Fuerza Aérea, quien trabaja para un contratista federal en Springfield, estuvo satisfecha con el servicio cuando visitó Tax-Aide por primera vez el año pasado.

“El servicio y los representantes me dejaron tan impresionada que solicité ser voluntaria”, agregó Carpenter, quien tiene una Maestría en Administración de Negocios y solía preparar impuestos como voluntaria en Joint Base Anacostia-Bolling en Washington, D.C.

Dunn dijo que los que quieran sumarse al programa Tax-Aide deben sentirse cómodos con cifras, computadoras y lidiar con el público.

Los asesores nuevos recibirán capacitación durante casi cinco días y los que regresan recibirán una actualización sobre los cambios en el código tributario.

“De eso se trata Tax-Aide —de los voluntarios”, dijo Grooves, quien habla español con fluidez y suele usarlo en la preparación de declaraciones. “La gente dedica mucho tiempo a esto”.

Para encontrar un sitio de Tax-Aide cerca de ti, llama al 888-227-7669 o visita aarp.org/findtaxhelp (en inglés).

Sue Lindsey es escritora y vive en Roanoke.

Lee más sobre cómo manejar mejor tus finanzas en nuestro canal de Dinero.