AARP AARP States Texas Advocacy

Algunos empleados públicos enfrentan inseguridad social

620-texas-socialsecurity-state-news-link-ermis
Al maestro Link Ermis, un infante de marina jubilado de Huntsville, le preocupa la reducción de beneficios. Foto - Eric Kayne

por Tracy Sutton Schorn

Cynthia Stubblefield, de 60 años, residente de Mansfield, trabajó por 27 años en J.C. Penney e hizo sus aportes al Seguro Social. El resumen informativo anual reciente de la agencia decía que si se jubilaba en dos años recibiría $1,200 al mes.

Pero cuando llamó al Seguro Social y dijo que había trabajado como asistente de maestro en Arlington durante los pasados 13 años recalcularon su beneficio y el resultado fue de cientos de dólares menos al mes.

"Estaba tan enojada y llorando", dice Stubblefield, quien más adelante cualificaría para una pensión del sistema de Texas de alrededor de $500 mensuales si trabajaba el tiempo suficiente.

Ella es una de los 1.5 millones de empleados públicos de toda la nación, entre ellos maestros, bomberos y policías, que enfrentan una reducción significativa en sus beneficios por tener jefes que no hicieron sus aportes al Seguro Social.

En 1983 se adoptó la Windfall Elimination Provision (Eliminación de ventaja imprevista), mejor conocida como WEP, para eliminar cualquier "ventaja imprevista" que cualquier persona pueda tener cuando recibe beneficios de un empleo cubierto por el Seguro Social y una pensión de un empleo que no está cubierto por el sistema federal. Sin embargo, esta disposición ajusta los beneficios mediante una fórmula que tiende a penalizar a las personas por tener varias profesiones.

Texas es uno de los 15 estados en los cuales los maestros reciben menos beneficios porque al sistema educativo, al igual que otras agencias públicas, no se le requiere hacer aportes al Seguro Social. La opción principal de ahorros para la jubilación de los maestros es el Sistema de Jubilación de Maestros de Texas.

Link Ermis, de 54 años, es un teniente coronel retirado de la Marina que sirvió como militar durante 23 años e hizo sus aportes al Seguro Social. Mediante el programa "troops to teachers" (de tropas a maestros) se convirtió en maestro de historia de la escuela intermedia en Huntsville hace nueve años. Dice que cuando firmó el contrato no estaba al tanto de la disposición sobre la "ventaja imprevista" y de su impacto.

En días recientes el Sistema de Jubilación de Maestros le dijo que "si recibía el beneficio de jubilación que ellos ofrecían perdería todos los beneficios del Seguro Social. El Seguro Social me dijo que recibiría más si me hubiera jubilado directamente del servicio militar", dice Ermis.

Tim Lee, director ejecutivo de la Asociación de Maestros Jubilados de Texas dice que la disposición sobre el Seguro Social es injusta. Los maestros jubilados son el grupo de tejanos que más se ve afectado y el 95% de los distritos escolares del estado no aportan al Seguro Social.

"Las personas deben recibir lo que aportaron, independientemente de su historial laboral", dice Lee.

El plan en el Congreso
Algunos congresistas tejanos y de otros estados trabajan para cambiar la manera en que los empleados públicos reciben los beneficios del Seguro Social.

El representante Kevin Brady (R-The Woodlands), quien preside el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara, y el representante Richard Neal (D-Massachusetts) son los autores de un proyecto de ley que calcularía los beneficios de los trabajadores utilizando los ingresos totales de por vida para ajustar el beneficio de modo que refleje los aportes salariales reales que se hicieron al Seguro Social. El representante Sam Johnson (R-Plano), quien preside el subcomité del Seguro Social, también respalda este proyecto de ley.

"Es injusto que a aquellos que se sacrificaron para proteger a nuestras familias, salvaguardar nuestros hogares y educar a nuestros hijos se les reduzcan los beneficios del Seguro Social de manera arbitraria al momento de su jubilación", dice Brady. El proyecto "garantizará que nuestros socorristas y maestros reciban el mismo trato que los demás".

La administración de Obama respalda una enmienda similar a la que propone el proyecto de Brady. Stephen Goss, principal actuario del Seguro Social, dice que este cambio "a fin de cuentas resultaría en un ajuste más consistente y lógico de las cantidades de beneficios primarios que recibirán los trabajadores" que tienen varias profesiones.

AARP respalda la propuesta. Este proyecto va acorde con la historia de AARP como una organización que se creó con el fin de reformar el sistema de jubilación para maestros.

"La influencia de Texas en el Congreso es fuerte, es por eso que resulta alentador ver a los principales congresistas luchar para que el sistema del Seguro Social sea más justo", dice Bob Jackson, director estatal de AARP Texas.

Luego de 43 años trabajando, Stubblefield le preguntó al administrador de caso del Seguro Social a dónde iría el resto de su salario si reducían sus beneficios.

"Me dijo que regresa de vuelta al sistema", dijo Stubblefield. "Eso me parece simplemente irreal".

Prepárate para un mejor porvenir con consejos e información práctica en nuestro canal de Trabajo y Jubilación

About AARP Texas
Contact information and more from your state office. Learn what we are doing to champion social change and help you live your best life.