AARP AARP States Español

Empresarismo y voluntariado 50+

Al día de hoy, eso de retirarse cerca de los 50 años está muy lejano a la realidad. Hace unas décadas, en Puerto Rico se escuchaba a la gente hablar de su retiro en ese momento, pero en estos tiempos se trata de una nueva oportunidad para reimaginar nuestra vida. ¿Y qué significa esto? Pues quiere decir que a partir de los 50 nos queda  mucho por vivir y definitivamente queremos seguir adelante con propósito y evolucionando nuestro contrato de vida para aportar a todos los niveles.

Por una parte, podemos reinventar nuestra carrera y hasta convertir un talento o pasatiempo en un trabajo que disfrutemos y así mantenernos a flote económicamente para complementar nuestros ingresos luego del retiro. Por otro lado, podemos explorar el ser voluntario a través de una organización de cambio social, donde se puede poner la experiencia y el talento al servicio de los demás. A fin de cuentas, lo importante es no parar de vivir con intensidad y continuar poniendo nuestro grano de arena para el futuro de nuestra querida isla por nuestras familias y las generaciones que nos pisan los talones.

Hablemos de las tendencias y las posibilidades para reinventar nuestra carrera. La realidad es que uno de cada tres puertorriqueños tiene 50 años o más y el empresarismo es una tendencia creciente entre los trabajadores. De hecho, estudios de AARP revelaron que 8 de cada 10 puertorriqueños mayores de 50 esperan poder continuar trabajando al llegar a la “edad de retiro”, y la mitad quiere comenzar su propio negocio o proyecto sin fines de lucro con un fin social. Una cosa es consistente: queremos continuar siendo productivos, ser dueños de nuestro tiempo y tener flexibilidad para hacer las cosas que queremos hacer.

Ya sea por la pérdida de trabajo, la necesidad de ingreso adicional, el deseo de crear mejor balance y flexibilidad entre el trabajo y la vida personal, o sencillamente el deseo de hacer algo que se pueda disfrutar… cada vez son más y más trabajadores como usted que tienen la expectativa de comenzar su negocio después de su retiro. ¿Suena difícil? Conlleva esfuerzo pero no es imposible, especialmente si convierte un pasatiempo o algo que le apasionó toda su vida y que pospuso  en su nueva faceta de trabajo.

De hecho, este es el caso de Lourdes Aponte, quien luego de una carrera en relaciones públicas ahora se dedica impulsar el desarrollo empresarial en las personas de 50 años o más mediante la tecnología. “Disfruto grandemente mi pasión ofreciendo cursos de capacitación tecnológica específicamente en internet y redes sociales, que se han convertido en una necesidad en lugar de un lujo tanto para el trabajo como para la vida personal, no importa la edad”, nos dice Lourdes.

Pero no solamente Lourdes se ha reinventado con su nueva faceta de empresaria. Además, en su tiempo libre se dedica a ofrecer capacitación tecnológica a través de varias organizaciones porque siente ese llamado y así aporta también como voluntaria en la comunidad. A final de cuentas, se trata de que todo lo que hagamos puede aportar a desarrollar nuestro propósito de vida tanto a nivel empresarial como a nivel humanitario y personal. A largo plazo, esto se traduce en una estrategia de desarrollo económico y social para Puerto Rico, a través del talento, el tiempo y lo valores que ponemos al servicio del País. Busque recursos útiles para convertirse en empresario, accediendo www.aarp.org/espanol/trabajo y www.workreimagined.org.

About AARP States
AARP is active in all 50 states and Washington, DC, Puerto Rico and the U.S. Virgin Islands. Connect with AARP in your state.