AARP AARP States Español

Cómo convertirte en un conductor más seguro

620-May-2015-AZ-driver-Hal-Dieterle
Hal Dieterle, de Tucson, ha enseñado más de treinta clases de AARP Driver Safety desde el 2009. Foto — Chris Hinkle

Por Miriam Davidson

Hace unos años, Hal Dieterle, quien ha enseñado cursos de AARP Driver Safety en Tucson desde el 2009, se dio cuenta de que ya no recibía un descuento en el seguro por haber asistido a la clase.

"Le pregunté a mi agente y me dijo: 'Tienes que tomar la clase para recibir el descuento. Le dije: 'Pero si yo enseño la clase'. Entonces me dijo: 'Supongo que lo puedes obtener, entonces' ”.

Con más de treinta clases en su haber, Dieterle, de 72 años, de Saddlebrooke, merece el descuento. Es uno de los 88 instructores voluntarios en Arizona que dieron un total de 502 clases a 5,510 personas en el 2014.

Desde 1979, AARP ha ofrecido programas destinados a ayudar a los conductores de 50 años o más a actualizar sus destrezas, y aprender nuevas reglas y tecnología. La nueva versión, AARP Smart Driver, que se lanzó en enero del 2014, se basa en una amplia investigación en Eastern Virginia Medical School y el aporte de voluntarios y expertos en envejecimiento. El curso Smart Driver, también disponible en internet, es uno de varios programas de AARP Driver Safety, que incluyen CarFit y Tenemos que hablar.

Dieterle no es el único que desea un descuento en el seguro. Descubrió que la mayoría de sus estudiantes toman la clase por ese motivo. Muchas empresas que operan en Arizona ofrecen voluntariamente un descuento a los conductores de 50 años o más que toman el curso una vez cada tres años.

"Para mantener el descuento, regresan una y otra vez. Algunas personas han tomado mis clases dos o tres veces", explicó Dieterle.

Sé un mejor conductor

Jane Summers, de 66 años, de Phoenix, es una exinstructora de la escuela de tránsito que recientemente comenzó como voluntaria para enseñar el curso Smart Driver. Disfruta trabajando como instructora de AARP ya que, a diferencia de su trabajo anterior, no hay asistentes obligados judicialmente a tomar sus clases de Smart Driver.

Aunque la perspectiva de obtener un seguro más económico atrae a participantes, Simmers cita también la principal razón para tomar el curso: ser un mejor conductor.

"Es una excelente revisión de la conducción defensiva," ella dijo. "Cubre las reglas que aprendimos por primera vez y todos los cambios que han tenido lugar: en las leyes, los vehículos, los sistemas de navegación, la tecnología, y en el diseño y la ingeniería de las carreteras".

Uno de los cambios que Simmers enseña es dónde poner las manos en el volante: "Cuando aprendimos a conducir, no había bolsas de aire. Nos enseñaron a manejar con las manos a las 10 y a las 2. Pero, debido a que las bolsas de aire pueden causar lesiones en los brazos y las manos, tal vez sería mejor ponerlos a las 9 y a las 3, o a las 8 y a las 4".

El curso de cuatro horas también cubre cómo pueden afectar a los conductores mayores los cambios en el tiempo de reacción, la audición y la visión. Se abordan los peligros que representa mezclar alcohol con medicamentos, así como la manera de saber cuándo hay que limitar la conducción o dejar de conducir por completo.

Mientras que algunos instructores voluntarios en Arizona, como Dieterle y Simmers, dan clases solo durante los meses de invierno, otros enseñan durante todo el año.

Stan Mead, de 69 años, de Tucson, ha enseñado a más de sesenta clases desde el 2005 e imparte tres o cuatro sesiones al mes. La ubicación varía entre el Tucson Jewish Community Center (Centro Comunitario Judío de Tucson), el Pima Council on Aging (Consejo sobre el Envejecimiento, de Pima), el edificio de New York Life en el centro de la ciudad y el Centro de Información de AARP Tucson.

En el área de Phoenix, las clases se imparten durante todo el año en los centros para adultos mayores y otros lugares de la comunidad. Para encontrar clases en cualquier lugar en Arizona, visita aarp.org/findacourse o llama sin cargo al 877-846-3299.

El curso Smart Driver está abierto a todos los conductores con licencia, aunque se orienta a los de 50 años o más. Las clases presenciales tienen un costo de $15 para socios de AARP y de $20 para los no socios. Las clases en internet tienen un costo de $17.95 para socios de AARP y de $21.95 para los no socios.

Las personas que migran hacia el sur durante el invierno que tomen el curso y quieran recibir un descuento en el seguro deben consultar antes al asegurador en su estado de origen.

Los instructores voluntarios también son bienvenidos. Obtén información para convertirte en instructor durante la clase o en aarp.org/dsvolunteer (en inglés).

Infórmate cómo vivir más cómodo en tu hogar y vecindario con nuestro subcanal de Comunidades habitables.

About AARP States
Contact Information and more from your state office. Learn what we are doing to champion social change and help you live your best life.