AARP AARP States Money

La red de vigilancia contra el fraude contraataca






620-state-page-CA-Fraud
Cuando un estafador le pidió el número de su cuenta bancaria a Marilyn Carpenter, ella llamó a las autoridades. Foto — Liz Kuball



Por Ray Huard

Una persona que llamó por teléfono le dijo a Marilyn Carpenter que se había ganado un premio en efectivo en un sorteo realizado por una organización en la que ella confiaba.

Carpenter, de 79 años y residente de Thousand Oaks, desconfió un poco, pero luego ocurrió algo que confirmó sus sospechas: "La persona quería mi número de cuenta bancaria para depositar el dinero en mi cuenta. De ningún modo iba yo a divulgar a un desconocido dicha información".

Colgó y reportó la llamada a la organización y a la fiscalía.

Betty Kopley, de West Los Angeles, no corrió con tanta suerte.

"Me estafaron", dijo Kopley, de 84 años. Perdió cerca de $4,500 en lo que un fiscal de San Diego denominó como un "fraude típico a una abuela".

Un hombre que se hizo pasar por nieto de Kopley llamó y le dijo que lo habían arrestado por manejar ebrio y que necesita dinero para pagar la fianza que lo dejaría en libertad.

"Él le dijo, 'Estoy tan avergonzado. No llames a mis padres, por favor, no los llames' ", dijo Kopley. "Le dijo, 'Si me envías el dinero, descartarán el caso' " .

Kopley envió el dinero a través de un servicio en línea y luego recibió otra llamada del supuesto nieto pidiéndole más dinero.

"Entonces llamé a la cárcel donde supuestamente estaba recluido y me dijeron que no sabían quién era", dijo Kopley. Llamó a la policía, pero le dijeron que era poco lo que podían hacer y que diera por perdido el dinero que había mandado.

"No había nadie a quién acudir", dijo Kopley.

AARP de California espera poder acortar esta brecha al participar en la red de vigilancia contra el fraude de AARP, dijo Charee Gillins, portavoz de AARP California.

El sitio web de la Red de Vigilancia contra el Fraude, aarp.org/fraudwatchnetwork (en inglés), proporciona alertas sobre las estafas más recientes y ofrece consejos sobre cómo evitarlas, información dónde denunciarlas y es un sitio donde personas de todas las edades pueden compartir información.

"Es un recurso gratuito. Contiene información valiosa sobre la forma en la que piensan los estafadores y cómo se las arreglan para que les abras tu billetera", afirmó Gillins.

 

Se necesitan voluntarios

AARP también está reclutando voluntarios para que se conviertan en antiestafadores cuando acuden a varios grupos comunitarios para hablarles de las estafas, dijo Gillins. Cualquiera puede ser voluntario y AARP les proporciona la capacitación.

Las personas pueden inscribirse para ser antiestafadores llamando a AARP al 866-448-3615 gratuitamente o visitando el sitio AARP del estado, aarp.org/ca.

Historias como las de Carpenter y Kopley resultan muy familiares al fiscal adjunto del condado de San Diego, Paul Greenwood, quien lidera la unidad de protección contra abusos a adultos mayores. Dice que las personas mayores son particularmente más vulnerables.

"Son las más confiadas y las más respetuosas de la autoridad", afirmó.

La Comisión Federal de Comercio, en un estudio realizado en el 2013 encontró que un estimado de 25.6 millones de personas fueron víctimas de fraudes y estafas en el 2011, los datos más recientes en la materia disponibles a nivel nacional.

En un informe de la Comisión Federal de Comercio, California fue clasificado como el séptimo estado en recibir denuncias de fraudes y el tercero en recibir denuncias de robos de identidad.

Las promociones fraudulentas de premios, como la que contó Carpenter, constituyeron el segundo tipo de estafa. Las más comunes son las ofertas fraudulentas de productos para perder peso, según informó la Comisión Federal de Comercio.

Greenwood aseveró que entre las estafas más frecuentes están las de personas que se hacen pasar por agentes del IRS, agentes del alguacil, cobradores de cuentas de servicio y parientes encarcelados.

"Les digo a los hijos adultos que estén alertas, que les digan constantemente a sus padres que no den su dinero sin verificar primero", dijo Greenwood.

Dice que la Comisión Federal de Comercio estima que el número de personas estafadas es muy bajo porque las víctimas no los denuncian.

"No tenemos cifras de cuántas víctimas pudieran haber", dice Greenwood, "porque muchas de las víctimas —cuando se dan cuenta de que han sido estafadas— se sienten muy avergonzadas para denunciarlo".

Además, algunas víctimas de mayor edad se niegan a aceptar de que han sido estafadas, agregó, "y continúan repitiendo el mismo error una y otra vez".

Lee más sobre cómo manejar mejor tus finanzas en nuestro canal de Dinero.

About AARP States
AARP is active in all 50 states and Washington, DC, Puerto Rico and the U.S. Virgin Islands. Connect with AARP in your state.