Con Artist Fraud flyer imageEvita que jueguen con tu dinero –

Cada día, más personas pierden su dinero debido a las estafas y el fraude, y los criminales desarrollan tácticas cada vez más sofisticadas. Entonces, ¿cómo puedes proteger el dinero que tanto te ha costado ganar? Sigue leyendo para que entres en la mente de los criminales y entiendas las estrategias que emplean, y así podrás estar alerta para no caer en la trampa.

Lo primero que hacen los estafadores es intentar atraer tu atención. El truco para engañarte y robarte es ponerte bajo los efectos del “éter”, que se refiere a un estado emocional extremo que dificulta pensar claramente y tomar decisiones racionales- esto lo logran haciéndote preguntas para provocarte una reacción emocional y desestabilizarte. Podrían preguntarte sobre la relación con tu nieto o si te preocupa quedarte sin dinero, por ejemplo.

Además, los estafadores siempre van a buscar establecer una conexión personal. Esto lo logran desarrollando tu perfil como víctima a través de preguntas personales para identificar los temas que te provocan emociones. Aunque no lo creas, el timador obtiene un arsenal de datos siendo amable y simpático, y luego utiliza todos esos datos para enredarte provocándote emociones. Te podrían decir cosas como: “Si no te molesta que te pregunte, ¿cuánto tiempo hace que falleció tu esposo?”

Otra forma de manipularte es prometerte grandes ganancias o “riquezas fantasma”. Las riquezas fantasma son algo que deseas pero no puedes tener. El estafador quiere atraerte con ese fantasma para que tus sentimientos aumenten y tomes una decisión impulsiva. Un ejemplo es cuando se comunican contigo eufóricamente y te dicen: “Te tengo excelentes noticias – eres el ganador del primer premio”.

Por otro lado, en gran cantidad de ocasiones los estafadores consiguen persuadirte con la táctica de la escasez – que es esta idea que tenemos en nuestras mentes de que si algo es escaso o excepcional, debe ser más valioso. Por eso los estafadores intentan convencerte de que lo que ofrecen es poco común o está disponible solamente por tiempo limitado. Un ejemplo es cuando te intentan presionar con frases como: “solo quedan 24 horas antes de que se acabe esta oferta, así que tienes que actuar ahora”.

Por último, el uso de la intimidación y el miedo también es una táctica cada vez más común en los últimos años para despojarte de tu dinero. Un ejemplo de estos casos es una llamada para pedirte dinero como rescate para liberar un ser querido secuestrado. Muchos secuestros son falsos, pero a menudo la gente da el dinero por miedo y sin pensar, cediendo ante la presión y mensajes como: “Si no me traes el dinero hoy mato a tu hijo, así que deja de jugar conmigo”.

Ahora que sabes algunas de las tácticas psicológicas de los estafadores, podrás estar más alerta y prevenir que jueguen con tu dinero. Tienes la asignación de compartir esta información con tu familia y amistades para que se “vacunen” contra el robo y el fraude.

 

Join the Discussion

0 Comments Add yours