AARP AARP States Español

Los planes de los servicios públicos generan oposición

620-may-az-state-news-2016-busto-keyes
A Hope Busto-Keyes de Tucson le preocupa que las tarifas propuestas de los servicios públicos no estimulen a las personas a conservar energía. Foto- Chris Hinkle



por Miriam Davidson

Hope Busto-Keyes, enfermera profesional jubilada, cree en la conservación de energía.

"Comencé a conservarla en los años 1970", dice la residente de Tucson. "Apagar las luces, y pequeñas cosas como esa".

El año pasado, como cliente de Tucson Electric Power (TEP), Busto-Keyes, de 63 años, le escribió una carta a la Arizona Corporation Commission (ACC, Comisión de Corporaciones de Arizona), la comisión estatal reguladora de los servicios públicos, urgiéndoles a sus miembros que apoyaran los planes de TEP para las normas de eficiencia energética y los programas de reembolso de clientes.

Ahora, a Busto-Keyes y a otros defensores les preocupa que los logros de sus esfuerzos pudieran revertirse. TEP y otras dos compañías de electricidad de Arizona, que juntas sirven a un 75% de los hogares del estado, están pensando aumentar marcadamente las tarifas base, imponer cargos por "demanda" y aumentar otros costos fijos.

Juntos, las propuestas podrían dificultarle a las personas reducir sus cuentas a través de la conservación.
"Deberíamos estar animando a las personas a conservar más, no menos", dice Busto-Keyes.

Ella participa en una amplia coalición de organizaciones ambientales, religiosas, de consumidores, defensa y demás, incluida AARP, que trabajan para evitar el aumento en las tarifas base y otros costos fijos de los servicios públicos que normalmente afectan mucho más a las personas de bajos ingresos.

Los pioneros nacionales
TEP, por ejemplo, ha propuesto doblar la tarifa de sus servicios de atención al cliente, de $10 a $20 mensual. UniSource Energy Services (UES), que es propiedad de la misma compañía y sirve partes del norte y el sur de Arizona, busca poder cobrarles cargos por demanda obligatorios a todos sus clientes residenciales.

Con los cargos por demanda, o la demanda facturable, se le agrega un sobrecargo a la cuenta mensual basado en el mayor consumo de energía durante los períodos pico, que varían según la estación.

Los críticos sostienen que los cargos por demanda pueden funcionar para los clientes comerciales, quienes tienen la tecnología y capacidad de programar su mayor consumo de electricidad fuera de las horas pico, pero no para los hogares promedio, que frecuentemente carecen de dicha tecnología y podrían no ser capaces de determinar cuándo ocurren las horas pico.

Joseph Barrios, vocero de TEP y UES, dice que las compañías desean los cambios "para que nuestras tarifas estén más alineadas con lo que cuesta prestar los servicios". Él notó que ambas compañías ofrecen asistencia a contribuyentes y otros programas para ayudar a los consumidores de bajos ingresos, y también ofrecen programas de eficiencia energética para todos los consumidores.

Los dos casos, además de los planes para aumentos similares por parte de Arizona Public Service (APS), radicada en Phoenix y la compañía de servicios públicos más grande del estado (que sirve al área de Phoenix), son los pioneros nacionales a favor de los cargos por demanda obligatorios, dice John Coffman, consultor de energía por muchos años de AARP.

En la actualidad, ningún estado les permite a las compañías de electricidad o de gas natural instituir planes de cargos por demanda obligatorios para todos los clientes residenciales, aunque algunos, incluido Arizona, les permiten a estas compañías ofrecer estos planes en los que los consumidores pueden participar voluntariamente.

El año pasado, AARP y otros grupos ayudaron a reducir o rechazar los aumentos de tarifas propuestos en numerosos casos de aumentos de tarifas de electricidad y gas natural por todo el país.

Pat Quinn, de 67 años, residente de Phoenix y activista en defensa del consumidor, es exejecutivo de una compañía de servicios públicos y exdirector, desde el 2013 al 2015, de la Residential Utility Consumer Office (RUCO, Oficina para Consumidores de los Servicios Públicos Residenciales) de Arizona, que representa los intereses de los consumidores residenciales ante la ACC. Quinn utiliza el plan voluntario de demanda facturable de APS. Su sobrecargo oscila entre $33 y $151 al mes, y no le agrada. "Dejaremos de participar en este plan", dice él.

AARP está a favor de mantener asequibles las tarifas de los servicios públicos, dice Coffman, pero instituir cargos por demanda obligatorios aumentaría las facturas de muchos consumidores sin mejorar significativamente el sistema de servicios públicos.

Él sugiere que existen mejores maneras de asegurar que los consumidores de energía solar, por ejemplo, paguen lo que les corresponde en vez de cambiar el diseño de las tarifas básicas para todos los consumidores.

Se espera que la comisión decida el caso de UES pronto. Las audiencias para tratar los aumentos de tarifas propuestos por TEP comenzarán el 31 de agosto. Las audiencias para tratar los aumentos de tarifas propuestos por APS todavía no se han programado.

Para comentar sobre estos casos, visita la página de comentarios de la comisión de corporaciones o llama al 602-542-4251 o al 800-222-7000 si llamas desde fuera del área metropolitana de Phoenix.

Para participar en los esfuerzos de defensa de los consumidores de servicios públicos, llama sin cargo a la oficina de AARP Arizona al 866-389-5649 o visita aarp.org/az (en inglés).

Lee más sobre cómo manejar mejor tus finanzas en nuestro canal de Dinero.

About AARP States
AARP is active in all 50 states and Washington, DC, Puerto Rico and the U.S. Virgin Islands. Connect with AARP in your state.