AARP AARP States Health & Wellbeing

Medicaid a los 50: Presión en la red de seguridad

620-CA-Gannoway-medicaid

Por Rita Beamish

Incluso antes de que 3.4 millones de californianos se unieran a Medi-Cal el año pasado bajo la ACA (Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio), el estado presumía de tener el más grande de los programas de seguros de salud estatales.

Medi-Cal es la versión californiana de Medicaid, la red de seguridad de atención médica para los residentes de bajos ingresos o con discapacidades que cumple su 50.º aniversario en julio.

Gracias a un crecimiento masivo en 16 meses, Medi-Cal ahora ofrece servicios de salud a más de 12 millones de personas, casi un tercio de todos los californianos. Medi-Cal asegura a más personas que las poblaciones de todos menos seis estados.

El costo actual de Medi-Cal, de $95,900 millones, incluye $61,000 millones en fondos federales. El Gobierno federal paga el costo total de la cobertura de las personas agregadas por la expansión, pero su participación se reducirá al 90% en el 2020.

Medi-Cal también cubre a varios millones de personas que tienen ingresos familiares más altos que el límite federal, incluidas mujeres embarazadas, niños, personas con discapacidades, adultos mayores, residentes de hogares de ancianos y personas elegibles para estos.

"Ya no es el Medi-Cal que conocían nuestras abuelas. Ahora es una red de seguridad para el resto de nosotros, no solo para ciertas categorías de niños y adultos mayores, o personas con discapacidades", expresó Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access, un grupo de política pública y de defensa del paciente. Sin embargo, agregó, "necesita una mejora significativa para ser la cobertura que queremos que tengan todos los californianos".

Los "dolores del crecimiento" han acompañado a la ampliación de Medi-Cal del 30% desde principios del 2014; en comparación, ha habido un aumento del 19% en los inscritos en Medicaid en todo el país. El atraso en las inscripciones llegó a afectar a 900,000 solicitudes, pero prácticamente ya se ha eliminado, dijeron las autoridades.

El rápido crecimiento también ha aumentado la preocupación sobre el cuidado de salud de este enorme número de pacientes. Los defensores de los pobres citan directorios de proveedores obsoletos; recortes durante la recesión en el cuidado de la vista, la podiatría y otros servicios; y dificultades en el acceso a los médicos.

Atención inestable

Medi-Cal continúa su cambio histórico de un modelo tradicional de pago por servicio a contratos de atención administrada, que ahora cubren al 80% de los inscritos. Pero eso no garantiza una calidad constante. La amplia variación entre los planes de salud es "asombrosa", dijo Chris Perrone, director para la mejora al acceso de la CHCF (California HealthCare Foundation).

Las encuestas de la fundación descubrieron que muchos médicos no aceptan nuevos pacientes de Medi-Cal. Una de las razones es que las tasas de reembolso de Medi-Cal se encuentran entre las más bajas del país, afirman los críticos. Los afiliados tienen más dificultades para conseguir citas que otros californianos asegurados, en particular en el caso de citas con médico especialistas.

Mari Cantwell, jefa y directora adjunta de los programas de atención de la salud del Departamento de Servicios de Cuidados de Salud de California, expresó que las autoridades no ven un problema todavía, pero están dándole seguimiento a los informes sobre la falta de acceso. "Nos preocupan las anécdotas que escuchamos", dijo.

Su departamento está finalizando planes para mejorar la calidad de la atención y los ahorros en los costos, y espera brindar incentivos financieros para alentar a los médicos a aceptar más pacientes beneficiarios de Medi-Cal.

"Se trata de proporcionar los servicios adecuados que las personas necesitan cuando los necesitan y en el mejor entorno posible", manifestó.

Las experiencias de Kevin West, de 29 años, un estudiante de California State University, Sacramento, ilustran los altibajos de Medi-Cal.

Cuenta que tuvo que conducir 45 minutos hasta el psiquiatra más cercano que aceptara el seguro Medi-Cal para que le recetaran sus medicamentos para la bipolaridad. Más tarde, West se enteró de que el psiquiatra ya no acepta Medi-Cal. Ahora ve a su médico de atención primaria para los medicamentos.

Luego, a pocos meses de inscribirse el año pasado, terminó en el hospital y le diagnosticaron esclerosis múltiple, lo que significa una gran cantidad de cuentas médicas en el futuro.

"Soy un estudiante con ingresos mensuales por discapacidad de menos de $1,000. No podría afrontar los costos hospitalarios —expresó West—. Medi-Cal, literalmente, me está salvando la vida".

Lee más sobre este y otros temas en nuestro subcanal de  Ley de Salud y Seguros

 

About AARP States
Contact Information and more from your state office. Learn what we are doing to champion social change and help you live your best life.