AARP AARP States Español

El programa sirve a casi 1 de cada 3 habitantes

620-State-Page-July-2015-Margueritte-Wilkins-NY[2]
Margueritte Wilkins (izquierda) ríe con Beth London en SAGE, un centro para adultos mayores en Manhattan. Foto - Gina LeVay



Por Ann Levin

Varios días por semana, una camioneta de Access-A-Ride de la ciudad de Nueva York recoge a Margueritte Wilkins de su apartamento en el Bronx y la lleva a un centro para adultos mayores en Midtown Manhattan.

En ese centro, Wilkins recibe un almuerzo caliente y participa en una variedad de actividades, entre ellas clases de ejercicios y arte, karaoke y juegos para la memoria.

Para Wilkins, de 67 años, el programa ha sido gratificante y le ha ayudado a recuperar su autoestima después de padecer enfermedades muy graves en el 2009 y el 2013.

“Me gusta ir allí”, dijo. “Creo que me resulta saludable”.

El programa SAGEDay, patrocinado por Services and Advocacy for GLBT Elders (SAGE) y el Hebrew Home at Riverdale, es gratuito para personas como Wilkins que son beneficiarias de Medicaid.

Medicaid, el programa federal-estatal de seguro de salud para personas de bajos ingresos que cumple 50 años este mes, tiene una presencia enorme en Nueva York, donde cubre a casi 1 de cada 3 de los aproximadamente 20 millones de habitantes del estado.

El presupuesto de este año para Medicaid, $63,200 millones ($63.2 billion) (la categoría de gastos más grande del total estatal de $142,000 millones ($142 billion)), paga por la atención a largo plazo y para enfermos agudos de más de 6 millones de neoyorquinos, entre quienes la cuarta parte tiene 50 años o más. Los gobiernos estatal y federal comparten por igual el costo de Medicaid en Nueva York.

El programa Medicaid de Nueva York brinda beneficios tan generosos que a menudo se le conoce como el Cadillac de los programas estatales de atención de salud.

Sin embargo, los funcionarios estatales reconocen que lo más grande no siempre es mejor.

Reducir los costos y mejorar la atención

Después de asumir su puesto en el 2011, el gobernador Andrew Cuomo (Demócrata) ordenó al Departamento de Salud del estado reformar el programa para contener los costos, racionalizar los servicios y mejorar los resultados.

En menos de un año, el equipo del gobernador para el rediseño de Medicaid presentó un informe que contenía muchas recomendaciones e iniciativas.

Para financiar las reformas, el estado solicitó y recibió un permiso del gobierno federal que le permitió reinvertir de nuevas maneras los ahorros en dinero de Medicaid a nivel federal, a fin de proporcionar y pagar por los servicios de atención de salud. Luego, en pleno proceso de rediseño, el estado expandió la cobertura de Medicaid, conforme a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio del 2010, a personas con ingresos de hasta el 138% del nivel federal de pobreza (aproximadamente $16,240 para un individuo). Además, estableció un intercambio de seguros de salud manejado por el estado.

AARP Nueva York apoyó ambas medidas, según Bill Ferris, subdirector estatal de activismo.

Cerca de 144,000 adultos solteros y sin hijos se unieron a la lista de beneficiarios de Medicaid gracias a la expansión.

AARP Nueva York lucha por otras metas del rediseño, entre ellas disminuir la dependencia en hogares geriátricos.

“AARP siempre ha apoyado un sólido programa Medicaid basado en hogares y en la comunidad, porque brinda servicios a largo plazo a personas en sus viviendas para mantenerlas independientes y lejos de instituciones más costosas”, dijo Ferris.

Alrededor de un tercio del dinero estatal de Medicaid cubre los cuidados a largo plazo, y casi la mitad de eso paga los cuidados en hogares geriátricos. Jason Helgerson, el director estatal de Medicaid, dijo que eso es demasiado.

Helgerson realizó ese comentario durante una conferencia sobre viviendas con servicios de apoyo, una iniciativa estatal para desarrollar viviendas costeables con servicios sociales integrados. Esto se percibe como una parte clave de las iniciativas de la reforma de Medicaid.

“Una de las principales razones por las cuales hay personas en instituciones hoy en día [...] es que no hay opciones costeables para ellas en la comunidad”, dijo Helgerson.

“Las iniciativas actuales de rediseño de Medicaid sobrepasan el alcance de lo que se ha tratado de hacer antes y afirman un compromiso con el futuro del programa en Nueva York”, dijo Jim Tallon, presidente de United Hospital Fund, una organización sin fines de lucro de investigación.

Lara Kassel, coordinadora de Medi-caid Matters NY, una coalición estatal que defiende a los beneficiarios de Medicaid, sigue de cerca los cambios que realiza el estado.

“El estado tiene una responsabilidad constitucional de asegurarse de que las personas reciban todo a lo que tienen derecho”, dijo. “Para cumplir con esa obligación, el estado todavía necesita trabajar mucho”.

Lee más sobre este y otros temas en nuestro subcanal de Ley de Salud y Seguros.

About AARP States
AARP is active in all 50 states and Washington, DC, Puerto Rico and the U.S. Virgin Islands. Connect with AARP in your state.