car_rentalPor AARP Driver Safety

Las vacaciones por lo general se pasan viajando a un destino nuevo, en el cual no tienes experiencia conduciendo o no estás familiarizado con las leyes estatales. Y para rematar, conduces un automóvil que no es tuyo. Cuando alquiles un auto durante las vacaciones, quizás lo primero que pienses sea cuántos pasajeros tendrás o si habrá más de un conductor. Luego tal vez pienses en las opciones de reabastecimiento de combustible y el horario de devolución para evitar recargos. Sin embargo, también deberías tener en cuenta factores como el clima, la seguridad, el seguro y cómo el auto se adecúa a ti como conductor. Estos temas contribuyen directamente a tu experiencia de conducir, y cuando se pasan por alto, podrían transformar tus vacaciones de una experiencia rejuvenecedora a una estresante. Al planear tu próximo viaje o vacaciones, ten en cuenta estos consejos para escoger un automóvil alquilado:

1. Consulta a tu agente de seguros.
Muchas empresas de alquiler de automóviles ofrecen seguros. A la vez, muchas aseguradoras incluyen automóviles alquilados en sus pólizas de seguros. Antes de reservar tu auto alquilado, consulta a tu agente de seguro de automóviles para ver si la cobertura de colisión incluye accidentes que suceden al conducir un auto alquilado. Además, asegúrate de incluir a todos los posibles conductores en el contrato de alquiler.

2. Repasa las leyes básicas de conducir del estado.
Actividades de conducción que son legales en tu estado podrían no serlo en el estado a donde viajes, como por ejemplo usar un celular mientras conduces. Otras incluyen informar sobre un accidente, doblar a la derecha cuando el semáforo esté en rojo y hasta la manera de usar las luces delanteras. Puedes obtener acceso a las leyes de conducir locales en el sitio web del Departamento de Vehículos Motorizados de ese estado.

3. Alquila un auto que sabes que puedes conducir.
Asegúrate de que la empresa tenga el vehículo que quieres. Las empresas de alquiler a menudo ofrecen vehículos pequeños, como por ejemplo sedanes compactos, por tarifas más bajas. Muchos de estos vehículos podrían no incluir tracción en las cuatro ruedas o un sistema de navegación, características a las que muchos conductores están acostumbrados. Necesitarás decidir si vale la pena el precio de ganga a cambio de menos equipamiento, en particular cuando de seguridad se trata.

4. Ten en cuenta el clima.
¿Viajas a una ciudad conocida porque llueve mucho o anochece temprano? ¿O viajas durante la temporada invernal? Si es esto último, no dejes que te tiente el modelo de alquiler más barato. Deberías invertir en un auto que se pueda conducir si hay nieve o hielo. Por otro lado, piensa menos en el aspecto estético y más en lo práctico si puedes escoger el color. Automóviles que son más brillantes y de color más claro, como blanco o dorado, son más fáciles de ver en la oscuridad y cuando llueve muy duro.

5. Inspecciona tu vehículo alquilado antes de conducirlo.
Antes de llevarte tu vehículo alquilado del estacionamiento, hazle una inspección completa. También es buena idea tomar fotografías del vehículo antes del primer viaje. Si notas alguna abolladura, rayón o problema con el vehículo, díselo al representante de la empresa de alquiler para que lo incluya en la documentación. Si te das cuenta de que hay daños significativos, podría ser mejor solicitar otro vehículo.

6. Ajusta el auto para adecuarlo al conductor.
Igual que ajustas tu propio vehículo para máxima comodidad y visibilidad, debes hacer lo mismo con tu automóvil alquilado. Incluso unas cuantas pulgadas de diferencia en la altura del asiento pueden ser un cambio importante para tu visibilidad. Primero, ajusta correctamente los espejos laterales y el retrovisor para reducir los puntos ciegos. Segundo, ajusta el asiento para tener los pies en buena posición sobre los pedales del freno y del acelerador. Nunca quieres tener que alcanzar los pedales con los dedos de los pies, pues puede causar fatiga en las piernas y velocidad de reacción más lenta. Finalmente, posiciona el asiento para dejar al menos una distancia de 10 pulgadas entre tu pecho y el centro del volante. Este espacio de protección disminuye el riesgo de lesiones graves en caso de un accidente o si se despliega la bolsa de aire. Si quieres aprender más sobre cómo hacer ajustes a tu automóvil para aumentar la seguridad, nuestros eventos y recursos gratuitos CarFit te pueden ayudar.

Para recibir más consejos sobre cómo mantenerte a salvo en la carretera, considera tomar un curso de actualización para conductores, como el curso AARP Smart Driver™, disponible en forma presencial o por internet, tanto en inglés como en español. En algunos estados, al completar el curso podrías cumplir los requisitos para recibir un descuento por varios años en la prima del seguro de tu vehículo.* No es necesario ser socio de AARP para tomar el curso. Para obtener más información, visita www.aarp.org/conductor o llama al 1-877-846-3299.

*El descuento en la prima del seguro no está disponible en todos los estados para las versiones del curso en aulas o por internet. Consulta con tu agente de seguros para obtener más detalles.

# # #

AARP Driver Safety, el mayor curso de actualización para conductores en Estados Unidos diseñado para conductores de 50 años o más, forma parte del grupo de Educación y Difusión de AARP. Envía tus preguntas a drive@aarp.org.