AARP AARP States Español

Voluntarios cubren necesidad de preparación de impuestos

1140-state-news-TX-Jesus-Villalobos
El supervisor de Tax-Aide Jesús Villalobos conoce la satisfacción de ayudar a los demás con las declaraciones de impuestos. Foto de Víctor Barajas



Por Verónica Zaragovia

Jesús Villalobos no pensó que dedicaría más de 10 años al trabajo voluntario después de la jubilación, pero así sucedió —y no le sorprende—. Toda su vida ha conocido la importancia de echar una mano.

“Crecí en un orfanato”, dijo Villalobos, de 81 años, “y sé que la gente necesita ayuda”.

El hablar inglés y español le ha servido para ayudar a decenas de personas desde el 2003 como supervisor regional en El Paso para el programa AARP Tax-Aide, de AARP Foundation.

Fundado en 1968 por cuatro voluntarios, Tax-Aide es el programa más grande del país de asistencia y preparación de impuestos administrado por voluntarios de forma gratuita. Hoy en día el programa cuenta con más de 35,000 voluntarios en todo el país que trabajan en más de 5,000 sedes de Tax-Aide. En Texas, alrededor de 2,000 voluntarios trabajan en las 300 sedes del estado. Esta temporada próxima de preparación de impuestos trabajarán entre el 1.º de febrero y el 15 de abril.

“Sentía satisfacción al ayudar a personas necesitadas que no tenían cómo pagar y yo podía ofrecerme a hacerlo de forma gratuita”, dijo Villalobos. Él incluso daba su número de teléfono para que las personas a las que había ayudado pudieran comunicarse con él en cualquier momento.

Carmen Salloum, de 74 años, que trabajó como coordinadora de Tax-Aide el año pasado, dijo que espera ver a más personas como Villalobos ofrecerse como voluntarios esta temporada de impuestos.

Cambios demográficos
“A veces tenemos parejas en las que uno habla inglés, pero el cónyuge no, así que naturalmente quieren que les expliquemos lo que estamos haciendo en español”, dijo Salloum. En la temporada de impuestos anterior ella ayudó a personas en un centro para adultos mayores en El Paso. Ella calcula que alrededor de un 80% de las personas que acuden allí para la preparación de sus impuestos necesitaban ayuda en español.

“Es muy satisfactorio para nosotros poder comunicarnos con ellos en el idioma que prefieren para que puedan entender”, añadió.

Ron Craig, que supervisa el programa Tax-Aide en Texas, señala los cambios demográficos que ha tenido el estado para explicar por qué él también ve la necesidad de voluntarios bilingües.

Texas tiene unos 10 millones de latinos, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. El condado de Harris tiene la segunda población más grande de latinos del país, después del condado de Los Ángeles en California.

Craig, de 78 años, un exingeniero eléctrico, trabaja como voluntario justo al norte de Houston, en The Woodlands. Ha estado trabajando con el programa Tax-Aide durante unos 20 años. Sin considerar la frecuencia con la que él prepara impuestos, tiene que certificarse cada temporada de impuestos.

Los voluntarios de Tax-Aide están capacitados y son certificados por el IRS (Servicio de Impuestos Internos) cada año para que conozcan las últimas revisiones y adiciones del código tributario de EE. UU. Luego trabajan en distintos lugares por todo el estado, tales como bibliotecas, centros comunitarios y para adultos mayores, y lugares de culto.

Los coordinadores de Tax-Aide revisan el trabajo de un preparador de impuestos antes de la presentación final ante el IRS.

La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) ha añadido complejidad a la legislación fiscal, la cual los voluntarios de Tax-Aide están capacitados para manejar. El matrimonio, el divorcio y la jubilación también pueden tener un gran impacto en la declaración de impuestos de una persona.

Los documentos importantes que las personas deben traer consigo incluyen la declaración de impuestos del pasado año fiscal, la tarjeta del Seguro Social, el comprobante de ingresos, una lista de los gastos médicos y una identificación con foto emitida por una agencia estatal, federal o tribal.

Craig ha ayudado a personas que le dicen que no pueden pagar servicios costosos de preparación de impuestos.

“Para las personas de clase baja y media, eso es importante”, dijo, y agregó que a menudo se les dificulta incluso el pago de los medicamentos y alimentos.

Marta Reyes es voluntaria en El Paso. Reyes, que está jubilada, ha sido voluntaria de Tax-Aide durante cuatro años. La temporada de impuestos del 2016 será su quinto año. Ella dice que ve una gran cantidad de personas que vienen en busca de ayuda con los impuestos, pero no suficientes voluntarios.

“Lo triste es que no tenemos suficientes voluntarios. La mayoría de los centros atienden entre 40 y 50 personas al día, dependiendo del número de voluntarios”, dijo Reyes. “Hay un límite y se rechazan muchas personas porque simplemente no podemos atenderlos”.

Agrega que explicar en español ayuda a la gente a entender lo que el voluntario de Tax-Aide está haciendo y por qué. “Conseguir voluntarios bilingües sería genial, pero cualquier voluntario sería útil pues en realidad hay una necesidad", dijo Reyes. “Existe una gran necesidad”.

El programa Tax-Aide está abierto para cualquier persona, aunque en su mayoría atiende a personas de 60 años o más y a contribuyentes de ingresos bajos y medios bajos. No maneja declaraciones complejas.

Cualquier persona interesada en servir como voluntario debe presentar su solicitud antes del 1.º de enero. Los voluntarios pueden enviar un correo electrónico a taxaide@aarp.org o llamar al número gratuito 888-687-2277 (en inglés) o 877-627-3350 (en español). Los voluntarios reciben capacitación durante un poco menos de una semana en enero.

“Lo que me gusta destacar es que esto es lo más gratificante que puedes hacer”, dijo Craig. “Tenemos un gran número de personas que han estado en el programa por más de 30 años. Una vez que entras, te atrapa”.

¿Necesitas o sabes de alguien que busca información sobre asistencia del gobierno? Consulta este recurso práctico.

About AARP States
AARP is active in all 50 states and Washington, DC, Puerto Rico and the U.S. Virgin Islands. Connect with AARP in your state.