AARP AARP States About AARP

Experience Corps tiene un impacto positivo






Vigi Molfino
Colleen K Cummins



Por Rita Beamish

El alumno de tercer grado nunca había oído hablar de Beethoven hasta que se encontró con un perro con el mismo nombre en el libro que leía con la Srta. Vigi. No conocía la música clásica, por lo menos antes de que la Srta. Vigi cantara las cuatro dramáticas notas del icónico comienzo de la Quinta Sinfonía de Beethoven: “¡TaTaTa TAAH!”

Cuando ella miró al niño, vio que se le encendía el bombillo. “Ah, ¡ eso sí lo conozco!”, dijo el niño, con lo que confirmó otro momento de enseñanza para Vigi Molfino, una voluntaria de AARP Foundation Experience Corps (en inglés).

La mujer a quienes los niños de Sankofa Academy en Oakland conocen como la Srta. Vigi es una de los 217 adultos mayores que durante el año pasado dieron clases particulares a 3,400 niños en 22 escuelas públicas en el área de la bahía de San Francisco como parte de Experience Corps. De manera individual o en grupos pequeños, ayudan a los alumnos que necesitan atención adicional para poder leer acorde el grado que cursan, y a veces a lectores avanzados a quienes les sirve tener más desafíos.

La meta de Experience Corps a nivel nacional es asegurarse de que los niños lean al nivel adecuado al terminar el tercer grado, cuando el enfoque cambia de aprender a leer a usar la lectura como herramienta de aprendizaje.

Los resultados apoyan la participación de los voluntarios. Un 45% de los alumnos del área de la bahía que tuvieron tutoría constante de Experience Corps mejoraron sus destrezas de lectura durante el año escolar 2013-14, y uno de cada tres pasaron al nivel adecuado al terminar el año, según Paul Olsen, director de Experience Corps del área de la bahía.

Molfino, de 70 años, quien anteriormente trabajó en el mundo de las organizaciones sin fines de lucro y también como compradora de libros de cocina para una librería grande, dijo que la enseñanza siempre va más allá de las destrezas de lectura.

“Puedes compartir tus propias experiencias de vida”, dijo. “La mayoría de las personas no se dan cuenta de que pueden enseñar. Muchos de los mensajes que les llevas a los niños les dan una nueva manera de pensar en las cosas. Se les está abriendo un mundo nuevo”.

Molfino, quien proyecta una presencia dinámica en el salón de clase los martes y jueves, les lleva a los niños meriendas saludables de piña, mandarinas y jícama con sal de chile y lima, e incorpora la diversión y la educación nutricional en todo lo que puede.

“Ha sido fabuloso contar con ella”, dijo Marisa Mills, una joven maestra que ha desarrollado una relación de colaboración con Molfino. Además, Mills elogia a Morfino por sus expectativas altas y el enfoque “con sentido común” que ella mezcla con perspectiva y compasión, cuando a veces le dice a un niño: “Veo que hoy es un día difícil para ti”.

Tomarse el tiempo para escuchar

“Los alumnos están sedientos de esa atención”, dijo Mills, y agregó que piden a gritos estudiar con Molfino. “Sienten que ella los ve de manera muy individual. Cuando hay tantos alumnos con grandes necesidades, no sienten que los ven. El que esta persona se tome el tiempo de escucharlos cuando quieren que los escuchen es impactante para ellos.

“Como una maestra principiante [...] es maravilloso tener a alguien que los conoce como los conozco yo, y poder intercambiar ideas. Valoro sus perspectivas”, dijo Mills.

En los últimos dos años, Experience Corps del área de la bahía ha añadido siete escuelas en San Francisco, Oakland y Berkeley. Una unidad separada de Experience Corps presta servicio en las escuelas del condado de Marin.

Los tutores tienen diferentes antecedentes y muchos no tienen experiencia docente. Reciben nueve horas de capacitación inicial y asisten a talleres durante el año. Pasan en promedio entre cinco y ocho horas por semana en el salón de clase. Algunos reciben pequeños estipendios.

Los voluntarios sienten una sensación de logro y participación. Los maestros y los directores enfatizan su constancia y su compasión por los alumnos, quienes a menudo tienen vidas hogareñas difíciles y provienen de vecindarios empobrecidos.

“Es el tipo de intervención para la cual las escuelas rara vez tienen fondos”, dijo Mel Stenger, quien como director de Washington Elementary School en Berkeley dio la bienvenida a 16 voluntarios de Experience Corps el otoño pasado.

“No es solamente enseñar cómo pronunciar las palabras. Es la sabiduría que las personas mayores traen a las vidas de los niños”, dijo.

Experience Corps “es una organización que está cambiando vidas”, dijo Olsen, “con un impacto que va más allá de solo nueve meses en un salón de clase con un niño. El impacto que puedes tener sobre un niño es para toda la vida. El impacto sobre la sociedad es enorme”.

Para trabajar como voluntario con Experience Corps del área de la bahía, llama al 415-759-4223 o envía un correo electrónico a ecba.today@gmail.com.

Infórmate cómo vivir más cómodo en tu hogar y vecindario con nuestro subcanal de Comunidades habitables.

About AARP States
AARP is active in all 50 states and Washington, DC, Puerto Rico and the U.S. Virgin Islands. Connect with AARP in your state.