Theresa Stringer, de 75 años (izq.), ve cómo suben a bordo del autobús de la Dungeness Line a su esposo, Edward, de 80 años, para trasladarse desde Port Angeles hasta Seattle para una cita médica. La pareja vive en Forks. Foto — Patrick Downs

Theresa Stringer, de 75 años (izq.), ve cómo suben a bordo del autobús de la Dungeness Line a su esposo, Edward, de 80 años, para trasladarse desde Port Angeles hasta Seattle para una cita médica. La pareja vive en Forks. Foto — Patrick Downs

Por Dana Neuts

Theresa Stringer, de 75 años, y su esposo, Edward, de 80 años, quienes viven en Forks, han tomado el autobús de la Dungeness Line desde Port Angeles hasta Seattle para ir a las citas médicas por 10 años. Edward, a quien le amputaron una extremidad y padece la enfermedad de Parkinson, usa una silla de ruedas, pero con la ayuda de choferes capacitados y un autobús equipado con elevador, puede viajar las tres horas a Seattle sin problemas.

Ahora que los Stringer ya no conducen, la Dungeness Line es una manera práctica y costeable de trasladarse. En vez de realizar un viaje de entre seis y ocho horas con conexiones múltiples en sistemas de autobuses municipales distintos, los Stringer reciben ayuda con la subida a bordo, el equipaje y los asientos. También disfrutan la bella vista del estrecho de Puget, además de recibir agua embotellada, galletas y mantas.

“Conocemos a todos los choferes. Son muy amables”, dijo Theresa. “Recomiendo mucho el autobús”.

Operada por Olympic Bus Lines, la Dungeness Line transporta a personas como los Stringer desde la península Olympic hasta Seattle, como parte del programa intermunicipal de autobuses del estado, Travel Washington, que comenzó en el 2007. Esta es una de las cuatro rutas de autobuses del programa. Las otras rutas son:

– La Grape Line, operada por Bellair Charters, con tres viajes de ida y vuelta entre Pasco y Walla Walla.

– La Apple Line (en inglés), operada por Northwestern Trailways, que cubre 180 millas y 10 ciudades con un viaje diario de ida y vuelta entre Omak y Ellensburg.

– La Gold Line, operada por Bellair Charters, con dos viajes diarios entre Kettle Falls y Spokane, que incluyen varias paradas.

Además de las paradas en varias ciudades de Washington, las rutas de autobuses se conectan con otros centros de tránsito y servicios claves, entre ellos Greyhound, Amtrak, los aeropuertos Sea-Tac y Spokane, y el sistema de transbordadores del estado de Washington, lo que hace posible trasladarse a casi cualquier lugar en Estados Unidos.

La Grape Line fue la primera ruta que se lanzó, seguida de las otras tres, y conecta a los habitantes de Washington con otras ciudades y servicios en todo el estado. En el 2015, se realizaron casi 30,000 viajes por medio de Travel Washington; 15,345 de ellos fueron en la Dungeness Line.

Los subsidios facilitan el acceso rural

Cada ruta lleva el nombre de los productos de la región en la que opera. Empresas privadas locales de autobuses, las cuales obtienen contractos por medio de un proceso de licitaciones competitivas, brindan los servicios. Debido a que cada ruta de autobuses tiene un propietario independiente, los horarios y los servicios varían. Los boletos fluctúan entre aproximadamente $10 y $70.

“El programa Travel Washington (en inglés) brinda opciones de transporte a personas mayores en zonas rurales, quienes quizás no tienen un vehículo o no conducen”, dijo Greg Wright, encargado de enlace comunitario para el programa intermunicipal de autobuses del Departamento de Transporte estatal. “Hay otras agencias que proporcionan servicios de transporte disponibles a pedido a los adultos mayores, mientras que Travel Washington brinda un servicio dedicado que ayuda a los adultos mayores a viajar de las zonas rurales a los servicios que necesiten en los centros urbanos”.

La Federal Transit Administration (Administración Federal de Tránsito) proporciona la mitad de los fondos para Travel Washington. La otra mitad proviene de fuentes locales: los fondos equivalentes proporcionados por Greyhound y los boletos de pasajeros. Bill Brannan, gerente general de la Gold Line, dijo que el financiamiento ayudó a restablecer el servicio de autobuses en las comunidades rurales.

“Conecta a esas poblaciones con los servicios en ciudades más grandes como Spokane y los aeropuertos, para que las personas de las zonas de Kettle Falls, Colville y Chewelah puedan trasladarse a Spokane para ir a citas médicas, de compras y al hospital de veteranos, y hacer el transbordo a otros transportistas intermunicipales”, dijo Brannan.

Cleto Achabal, presidente de Northwestern Trailways, dijo que en vez de ofrecer únicamente conexiones de un lugar a otro y al aeropuerto, la Apple Line ayuda a los pasajeros a conectarse con ciudades a lo largo de la ruta además de con Greyhound y Amtrak.

Para obtener más información sobre el programa y enlaces a los sitios web de las rutas de autobús, los cuales incluyen los precios de los boletos y los horarios, visita wsdot.wa.gov/transit/intercity (en inglés) .

Infórmate cómo vivir más cómodo en tu hogar y vecindario con nuestro subcanal de Comunidades habitables.

Para mantenerte informado sobre este y otros temas de interés, desde salud y dinero a entretenimiento y familia, no dejes de visitar la página principal de AARP en español.