AARP AARP States Español

Medicaid a los 50: expansión y oposición


620-AZ-July-state-page-Brian-Flagg

Por Miriam Davidson

Gracias a la expansión del programa Medicaid de Arizona en el 2013, Brian Flagg tiene seguro de salud por primera vez en su vida adulta.

Flagg, quien tiene 60 años, ha vivido y trabajado en la cocina comunitaria Casa María en el sur de Tucson desde 1983. Además de recibir alojamiento y comida, gana $10 por semana ayudando a preparar y distribuir 500 almuerzos para llevar y 200 cajas de comida cada día. También es defensor de las personas sin hogar y los pasajeros de autobuses municipales.

“Me siento aliviado”, dijo Flagg sobre el seguro. Por fin puede consultar a un médico para las lesiones de rodilla persistentes que lo obligaron a dejar de jugar básquetbol en una liga local para personas mayores de 40 años.

Flagg recibe tratamiento mientras puede, porque sabe que quizás no tendrá el seguro por mucho tiempo. La expansión del programa Medicaid de Arizona enfrenta retos jurídicos y políticos, y su futuro es incierto.

Medicaid, la mayor fuente de cobertura pública de seguro de salud del país, cumple su 50.º aniversario este mes. Es el máximo pagador de hospitales que atienden a la población de escasos recursos, y cubre a la mayoría de los residentes de hogares geriátricos y a quienes reciben cuidados comunitarios a largo plazo.

En 1982, cuando estableció el Sistema de Control de Costos de Salud de Arizona (AHCCCS, pronunciado "access"), el estado se convirtió en el último del país en adoptar Medicaid. En el 2013, se convirtió en uno de los primeros estados con un gobernador republicano en adoptar la expansión de Medicaid.

Bajo el plan apoyado por Jan Brewer, la gobernadora por ese entonces, la inscripción de adultos sin hijos como Flagg, que se había congelado desde el 2011, se restableció y los límites anuales de ingresos aumentaron a $15,660 para un adulto sin hijos y $21,192 para una pareja.

Representantes de más de 600 organizaciones que formaban parte de la coalición Cover Arizona, que incluye a AARP, identificaron a adultos de bajos ingresos sin seguro y los ayudaron a inscribirse. Flagg dijo que se enteró de que reunía los requisitos gracias a un “navegador” de atención de salud que fue a Casa María para ayudar a posibles beneficiarios.

Inscripciones masivas

La iniciativa tuvo gran éxito: más de 368,000 habitantes de Arizona se han inscrito desde enero del 2014, lo cual aumentó la lista de beneficiarios de Medicaid en casi un 30% a más de 1.6 millones de personas, o aproximadamente 1 de cada 4 habitantes del estado.

“Muchos de ellos trabajan, pero no tenían seguro de salud”, dijo Steve Jennings, subdirector estatal de AARP Arizona. “Obtener cobertura para estas personas es bueno para la economía. Tener familias más sanas trae más dinero al estado”.

Mientras que los partidarios inscriben a nuevas personas, los opositores tratan de dar marcha atrás a la expansión de Medicaid.

Treinta y seis legisladores republicanos se han unido al centro de estudios conservador Goldwater Institute para presentar una demanda que alega que un recargo impuesto a los hospitales para pagar parte de la cobertura ampliada es de hecho un impuesto, lo cual requiere dos tercios de los votos en la Legislatura.

Debido a que la expansión de Medicaid apenas se aprobó mediante un voto por mayoría simple, una decisión a favor de los opositores podría amenazar la ampliación de la elegibilidad. El caso se encuentra en revisión.

La expansión de Medicaid también ha sido rechazada por el nuevo gobernador republicano de Arizona, Doug Ducey, quien se opuso a ella durante su campaña. Ducey y algunos legisladores mencionan preocupaciones sobre los costos y dicen que la expansión a la larga podría abrumar el presupuesto estatal.

Los profesionales de la salud en Arizona en general apoyan la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare) y la expansión de Medicaid. Los defensores mencionan que los fondos federales pagan el 100% de la cobertura de los nuevos beneficiarios que se agregaron debido a la expansión. Esa participación se reducirá al 90% en el 2020.

Los hospitales pagaron de manera voluntaria los recargos especiales, cerca de $250 millones al año, dijo Greg Vigdor, presidente y director ejecutivo de la Arizona Hospital and Healthcare Association (Asociación de Hospitales y Cuidado de Salud de Arizona).

Sin embargo, las ganancias de los hospitales han disminuido desde la expansión de Medicaid, y Vigdor dijo que las bajas tasas de reembolso de Arizona (70 centavos por cada dólar de cuidados, con más recortes que se avecinan) podrían llevar a algunos proveedores a rechazar a pacientes que tienen Medicaid. La tasa de reembolso de Medicare para los proveedores es de un 97%.

Lee más sobre este y otros temas en nuestro subcanal de Ley de Salud y Seguros.

 

 

 

About AARP States
Contact Information and more from your state office. Learn what we are doing to champion social change and help you live your best life.