AARP AARP States New York Español

El que ayuda a los demás se ayuda a sí mismo

620-state-news-ny-esp-anna-romero-volunteer
SPANISH CAPTION TK



Por Andrea Atkins

Anna Romero, de 64 años, reside en Brooklyn y disfruta de las conexiones sociales que forman parte de su trabajo como voluntaria para AARP.

"Básicamente me ofrezco como voluntaria para todo", dice Romero, vicepresidenta jubilada de un banco principal de Nueva York.

"Soy una persona muy sociable. Disfruto asociarme y relacionarme con diferentes culturas y personas. Se crean muchas amistades de esa manera", dice ella. "Trabajar como voluntaria me permite compartir mis experiencias de la vida, mis habilidades, conocimientos y pasiones con muchas personas dentro de comunidades diversas".

Romero, que vive en Brooklyn, nació en Puerto Rico y se ha especializado en ayudar a los hispanohablantes.

Traduce documentos al español y participa en los esfuerzos de activismo y alcance de AARP Nueva York. "Asisto a las reuniones del concejo municipal y a las concentraciones en el ayuntamiento. Llegas a conocer a los funcionarios y miembros del concejo y también a las personas de tu comunidad".

Existen muchas maneras en las que los neoyorquinos pueden trabajar como voluntarios (en inglés) para AARP. Los eventos que toman lugar por el estado se dotan de voluntarios, que explican cómo las personas pueden participar en las iniciativas de AARP, tales como la prevención del fraude, la prestación de cuidados, la vivienda, el fomento de las comunidades habitables y la planificación financiera, dice Jo Park, subdirectora estatal de AARP Nueva York.

Si hablas español, mandarín, cantonés u otro idioma, tus habilidades podrían ser útiles para ayudar a AARP a comunicarse con personas cuyo primer idioma no es el inglés.

Los padres de Leona Shuler acostumbraban decir: "No puedes simplemente existir en este mundo y recibir, recibir, recibir. Debes retribuir".

Por eso es que Shuler, natural de Manhattan, de 67 años, se jubiló en 1998 tras una carrera como gerente de oficina y retribuye con AARP.

Como coordinadora principal de voluntarios en Nueva York para Life Reimagined (en inglés), Shuler se concentra principalmente en dos actividades: ayudar a las personas a encontrar su "futuro" y ayudar a los contribuyentes —la mayoría mayores de 50 años— a preparar y presentar sus declaraciones de impuestos a través del programa Tax-Aide de AARP Foundation.

Durante los últimos ocho años, Shuler se ha pasado un par de sábados cada mes de enero repasando las reglas y regulaciones del IRS (Servicio de Impuestos Internos) y actualizándose sobre los nuevos cambios en la ley tributaria. Sin duda, merece la pena, dice ella, cuando ve felices a las personas que ha ayudado.

Trabajar como voluntaria para AARP ha abierto su mundo. "Tengo amistades no solo en esta oficina sino también otros voluntarios por todo el país", dice ella. "Tengo amistades en San Diego, Las Vegas y otros lugares. Todavía nos mantenemos en contacto".

Puedes utilizar tus habilidades en un nuevo entorno

Llegar a conocer a otras personas siempre ha sido una de las metas de Patrick Fox, de 73 años, uno de los voluntarios que enseña el curso AARP Smart Driver en el área de Rochester. El curso ayuda a las personas, especialmente a aquellas mayores de 50 años, a evaluar y repasar sus habilidades de conducción para que puedan seguir seguras en las carreteras —como el señor que ha tomado el curso diez veces—.

"Tenía 91 años y todavía conducía", dice Fox. "Al final de la clase, se volteó y me dijo: '¡Nos vemos en tres años!'. Y sé que regresará. Este señor está desempeñando muy bien su trabajo como conductor, porque ha hecho modificaciones para compensar por sus años".

Fox, un maestro jubilado de teología que vive en Irondequoit, enseñó por 42 años en parroquias católicas en el norte del estado. Su trabajo como voluntario para AARP le permite utilizar sus habilidades como maestro en un nuevo entorno, con una nueva población de alumnos.

Ronni Schultz, de Port Jefferson, dice que siente que verdaderamente está marcando la diferencia, aunque casi nunca conoce a la mayoría de las personas que ayuda.

Una enfermera titulada que se jubiló en el 2013, Schultz, de 65 años, contesta varias llamadas telefónicas cada semana a través del Caregiving Coaching Program (Programa de orientación para prestadores de cuidados, en inglés), de AARP Nueva York, un servicio de apoyo para las personas que cuidan de sus padres mayores, cónyuges u otros familiares. Ella los ayuda a solucionar problemas y manejar crisis, y los escucha cuando se encuentran en situaciones que frecuentemente son difíciles y solitarias. "Me agrada el hecho de que puedo ayudar a mis cuidadores —en este momento tengo a cuatro— desde mi casa".

Schultz recibió capacitación en la prestación de cuidados de AARP. Ha tenido pocas experiencias previas como voluntaria que le hayan ofrecido estos resultados tan tangibles. "Es algo concreto, y es un honor y un privilegio hacerlo", dice ella.

Para conocer más sobre las actividades de voluntariado o cómo ofrecerte como voluntario, comunícate por correo electrónico con Jo Park a la siguiente dirección: jpark@aarp.org, o llama sin cargo al 866-227-7442.

Infórmate cómo vivir más cómodo en tu hogar y vecindario con nuestro subcanal de Comunidades habitables.

About AARP New York
Contact information and more from your state office. Learn what we are doing to champion social change and help you live your best life.