AARP AARP States New York Español

Un estímulo para ahorrar en el trabajo


620-state-news-ny-saving-gary-finch

Por Ann Levin

Como dueño desde hace mucho tiempo de una funeraria en la zona central del estado de Nueva York, Gary Finch conoce la importancia de atraer y retener a los empleados de alta calidad.

Por eso es que Finch, de Springport, que también es asambleísta estatal republicano, está a favor de un proyecto de ley que establecería un programa de ahorros para la jubilación administrado por el estado para los trabajadores de compañías del sector privado u organizaciones benéficas que no ofrecen un plan.

"A la comunidad empresarial le preocupa el costo", dice él. "Pero es necesario poder retener a los empleados buenos. Ellos son la parte más importante de una empresa".

El proyecto de ley, conocido como el New York State Secure Choice Savings Program (Programa de ahorro Secure Choice para la jubilación del estado de Nueva York, en inglés), es uno de muchos propuestos por toda la nación para abordar la situación preocupante de aquellas personas en Estados Unidos que no están ahorrando lo suficiente para la jubilación.

Por lo menos cinco estados —California, Connecticut, Illinois, Maryland y Oregón— han aprobado leyes para establecer este tipo de programa (en inglés). Nueva Jersey y el estado de Washington han adoptado otro modelo, y han lanzado mercados en internet para ayudar a los dueños de empresas a establecer sus propios planes.

El proyecto de ley de Nueva York les permitiría a los trabajadores, a través de deducciones automáticas de nómina, contribuir a una cuenta Roth IRA. Las cuentas serían portátiles y los trabajadores podrían negarse a participar.

Los empleadores con 25 o más empleados, que no ofrecen otra manera de ahorrar en el trabajo, tal como un plan 401(k), estarían obligados a ofrecer el programa. Para las compañías con menos empleados, participar en el programa sería opcional.

La propuesta será la máxima prioridad de AARP Nueva York cuando la Asamblea estatal se reúna en enero.

"Una opción facilitada por el estado para los ahorros jubilatorios ayudaría a millones de trabajadores del sector privado por todo Nueva York, y les proporcionaría una manera eficaz de ahorrar su propio dinero y crear un futuro económico seguro", dice Beth Finkel, directora estatal de AARP. "Las personas en Estados Unidos son quince veces más propensas a ahorrar si sus empleadores ofrecen un plan, y los trabajadores de las generaciones X y boomers de Nueva York piensan casi unánimemente que esta es la manera de hacerlo".

Este año el gobernador Andrew Cuomo (demócrata) estableció una comisión para estudiar el tema; él nota que unos 3.5 millones de neoyorquinos —el 52% de los empleados del sector privado— carecen de acceso a un plan de ahorros en el lugar de trabajo.

"A muchos de estos trabajadores les espera tener que aplazar su jubilación y reducir su estándar de vida y se verán forzados a contar con la red de seguridad social del estado financiada por los contribuyentes", dice Cuomo.

¿No tienen lo suficiente para jubilarse?

Según una encuesta contratada por AARP y llevada a cabo por el Siena College Research Institute, el 60% de las personas de las generaciones X y boomers del estado afirman preocuparse frecuentemente o muy frecuentemente sobre si tienen el dinero suficiente para jubilarse cuando deseen y con el estilo de vida que esperan tener.

En la encuesta, el 82% apoya la creación de un plan de ahorros para la jubilación facilitado por el estado.

El Consejo de Comercio del estado de Nueva York está opuesto a la legislación, y lo describe como "otro mandato para los empleadores" en un momento en el que dichos empleadores se están preparando para cumplir con la nueva ley de 12 semanas de licencia familiar de Nueva York.

Pero el proponente, el asambleísta Robert Rodríguez (demócrata), de East Harlem, se siente optimista acerca de sus posibilidades el año próximo.

Según Rodríguez y Finch, los costos administrativos serían mínimos. "Estamos intentando facilitarles a los dueños de empresas poder ofrecer un plan de ahorros", dice Rodríguez.

Él también afirma que el proyecto de ley ayudaría a abordar la tasa baja de ahorros de la comunidad hispana. Según un análisis realizado el año pasado por el Instituto de Política Pública de AARP, un 67% de los trabajadores hispanos y un 52% de los afroamericanos carecen de acceso a un plan de jubilación financiado por su empleador.

"Deseo aumentar los ahorros y ponernos a nosotros, como latinos, en la misma posición económica que los demás grupos demográficos y socioeconómicos", dice él. "Quiero estar seguro de que no nos olvidaremos de nadie".

Para Finch, es cuestión de buenas prácticas comerciales. "Les da a los empleados una manera de ahorrar para su jubilación, y es totalmente su contribución. Ni siquiera puedo comenzar a imaginarme cómo pudiera ser antiempresarial".

Para urgirle a Cuomo a incluir el plan en el presupuesto estatal, llama, sin cargo, al 844-254-6881.

Lee más sobre cómo prepararte para tu jubilación en nuestra sección de Jubilación Segura.

About AARP New York
Contact information and more from your state office. Learn what we are doing to champion social change and help you live your best life.